Publicidad

Reunificar pagos

Reunificar pagos es una de las formas más sencillas que podemos encontrar para obtener mayor liquidez en la economía familiar y poder hacer frente al pago de todas sus deudas.

El funcionamiento de la Reunificación de pagos es tan simple como juntar todas sus deudas bajo un mismo crédito, generalmente una hipoteca, para poder pagar intereses más bajos y al mismo tiempo alargar el periodo de pago.

En general, suele tratarse de una solución de emergencia ante momentos de apuros, ya que en realidad el cliente puede terminar pagando más al final de la vida del préstamo, debito a que el plazo de amortización también se extiende.

De esta forma, una de las principales ventajas de la Reunificación de Pagos es la posibilidad de disponer de dinero extra pagando una cuota más baja por el conjunto de sus deudas (préstamo personal, hipoteca, tarjeta de crédito).

Eso si, tengamos en cuenta que el ahorro que facilita la reunificación de pagos es a costa de cambiar compromisos a corto plazo por un endeudamiento a largo plazo, aunque lo cierto es que la carga financiera puede ser menor.

Muchos expertos recomiendan a los usuarios acudir a empresas de intermediación financiera de solvencia, ya que aquí un asesor financiero debidamente formado estará capacitado para realizar un estudio pormenorizado de cada caso.

Asimismo, la Reunificación de Pagos puede utilizarse tanto para agrupar cuotas de su préstamo personal o incluso para cancelar aquellas deudas que ha dejado de pagar y que tienen embargos o una subasta de bienes de manera inminente.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *