Publicidad

Nuevas Exigencias para las Empresas de Reunificacion de Deudas

En esta nota vamos a mencionar al Gobierno Español que impondrá nuevas obligaciones a las empresas de reunificación de deudas para aquellas empresas endeudadas.

Las refinanciadoras de deudas siguen bajo las autoridades de consumo de las comunidades autónomas, ya que tendrán que cumplir nuevas exigencias para ejercer su labor, como apuntar a un registro que creará el Estado y contratar un seguro de responsabilidad civil.

De esta manera, se contempla en el anteproyecto de ley que regula los servicios de intermediación y contratación de créditos o préstamos aprobado por el Consejo de Ministros y que se espera que inicie su trámite parlamentario tras el verano, para entrar en vigor antes de que acabe la legislatura lo antes posible.

Los ministerios de Economía y Hacienda y de Sanidad y Consumo, han redactado un conjunto en textos, donde han decidido no dejar a las reunificadoras bajo el Banco de España, como les habían solicitado, porque entienden que bajo el mando de ese organismo deben quedar sólo las empresas que capten depósitos.

Según esta normativa que también afecta a las entidades de crédito, las refinanciadoras contaran con un plazo de seis meses para apuntarse en los registros que cree el Estado o las comunidades autónomas que quieran, a los que tendrán que comunicar sus tarifas, comisiones y tipos de interés.

Algo imprescindible en este caso son la Libertad de precios donde las empresas tienen libertad de precios, pero siempre deberán responder a servicios efectivamente prestados o a gastos ocasionados y, además, podrán ser denunciados por el Ministerio Fiscal o las asociaciones de consumidores si los consideran excesivos. Tanto en el Ministerio de Sanidad y Consumo como en el de Economía consideran que esta mayor transparencia en los precios se traducirá en una rebaja de las tarifas de este sector, ya que aumentará la competencia.

Entre las nuevas exigencias, también estará la entrega al cliente con 15 días de antelación del contrato que se le ofrece, con precisiones sobre el precio total que debe pagar, las comisiones, cargas y gastos aplicados, así como el tipo de interés en tasa anual equivalente (TAE) y las características esenciales del crédito propuesto entre otras cosas.

Se debera contar con un seguro obligatorio para la defensa del cliente que se obligará a contratar un seguro para atender las responsabilidades en las que puedan incurrir frente a los clientes, aunque las condiciones de estas pólizas no se detallan todavía en el anteproyecto y se definirán en el reglamento que se redactará posteriormente a lo inicial.

Todas estas obligaciones afectarán también a las entidades financieras, que aunque en su mayor parte (y sobre todo en hipotecas) ya las asumen, ahora verán cómo aumentan sus obligaciones en los créditos al consumo y también en reunificaciones de deudas. Para el incumplimiento de cualquiera de estos aspectos, el anteproyecto prevé sanciones de hasta 600.000 euros y amonestación pública, que sería la que se aplicaría a las empresas que no se hubieran adaptado a esta normativa pasados los seis meses transitorios.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>