Publicidad

La deuda española vivirá cuatro semanas de tensiones.

La prima de riesgo ha vuelto a los 500 puntos básicos tras un mes relativamente tranquilo en el que no ha habido prácticamente emisiones y en el que se ha descontado el rescate a España.

La tranquilidad estival se ha esfumado y los expertos auguran que las próximas cuatro semanas la volatilidad y la tensión serán la tónica dominante en los mercados de deuda. Hasta que no se cierre el rescate, llegue el dinero a los bancos y se compruebe que se cumplen los objetivos del déficit, los bonos van a seguir moviéndose a bandazos.

En este sentido, los expertos coinciden en que septiembre va a ser un mes complicado y que lo normal en los mercados de deuda serán la volatilidad y los movimientos bruscos. “Las cuestiones pendientes no se han cerrado y el panorama económico es muy negro. Nos tenemos que acostumbrar a, que dado los bajos volúmenes que hay, haya subidas y bajadas bruscas”, destaca Miguel Ángel Bernal, profesor del IEB, que anticipa que “va a haber bastantes presiones en las próximas semanas. Hasta que llegue el dinero”.

El director de gestión de Inversis Banco, Fernando Hernández comenta “Si algo está claro es que la segunda y la tercera semana de septiembre van a ser clave y los problemas vendrán en los dos próximos meses, cuando hay que financiar una parte más importante de la deuda”.

Su opinión, tras un mes en el que los intereses de los bonos españoles, sobre todo a corto plazo, han caído de forma importante, “ahora toca esperar y ver”. Los tipos se mantendrán bajos “si y solo si todo lo que se ha ido anticipando en las últimas semanas se cumple”, añade.

Lo que espera el mercado es que España pida ayuda y que la obtenga. Lo que no está tan claro es cuándo y cómo, y ello va a seguir generando tensiones. Los mercados son impacientes y cuatro semanas son mucho tiempo. Hernández cuestiona la idea de Standard & Poor’s sobre un rescate total, si esto implica sacar del mercado a España, como se ha hecho con Grecia, Irlanda y Portugal.

El director de gestión de Inversis Banco sí admite que se da por hecho que el fondo europeo vaya a comprar deuda; eso “sería lo lógico”. Por su parte, Montserrat Formoso, de gestión de Carteras de Tressis, señala que “no solo es necesario que se ‘rescate a los bancos’, sino que también hay que hacer otra serie de reformas que solo ante la imposición supranacional podrían ver la luz. Esto como moneda de cambio a que el BCE actúe en el mercado de la deuda y corte la espiral financiera autodestructiva en la que se encuentran las finanzas públicas”. En este punto, “queda ver cómo mueve ficha el Gobierno: cualquier titubeo desencadenaría un nuevo azote de los inversores a los activos españoles”.

En este contexto, los inversores han vuelto a entrar en deuda alemana, más segura, lo que ha provocado un descenso de la rentabilidad del ‘bund’ y ha contribuido, junto con la subida de los intereses españoles, a elevar la prima de riesgo. Los inversores acogieron ayer bien los datos del PIB germano y eso acentuó el movimiento.

http://youtu.be/j540h_ta1gs

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>