Publicidad

La deuda ahoga a las autonomías.

Catalunya ha sido la última comunidad en reclamar un rescate financiero al Gobierno y sólo quedarán 2.334 millones en el fondo de un total de 18.000 millones.

Todavía no ha decidido si solicita a las autoridades de la Comisión Europea la ayuda financiera o rescate que le permita resolver los vencimientos de deuda para acabar este año que tiene con sus acreedores y que se eleva a 400.000 millones de euros.

Las comunidades autónomas españolas afrontan el inicio del curso tras las vacaciones estivales con un fuerte problema de endeudamiento. Y no sólo por las deudas que tienen acumuladas, sino por los vencimientos de deuda que tienen de aquí hasta finales de 2012.

En los próximos cuatro meses, las autonomías deben cumplir con el pago de una deuda total que han suscrito con sus acreedores (financieros externos, bancarios y emitiendo deuda propia a empresas y particulares) que asciende a 15.666 millones de euros. El Fondo Autonómico para dar liquidez a las autonomías que necesiten financiación cuenta con unos recursos totales de 18.000 millones de euros.

Por ahora, las cuatro comunidades que ya han dicho que podrían solicitar ayuda al fondo suman unos vencimientos de 9.232 millones de euros antes de acabar el presente ejercicio. Pero existen otras autonomías que tienen una fuerte presión para cumplir con los pagos de la deuda este año. En este sentido, las siguientes comunidades en adherirse a la ayuda en los próximos días serían Andalucía (1.493 millones), Madrid (1.344 millones), La Rioja (940 millones) y Castilla-La Mancha (705 millones).

Se está viendo una reacción en cadena y no se descarta que al final todas las comunidades puedan acabar pidiendo el rescate. Todo dependerá del nivel de exigencia de las condiciones que impongan a las ‘rescatadas’.

Homs ha comentado que con esos más de 5.000 millones de margen, el Govern deja clara su voluntad de cumplir con el déficit máximo pactado, que es del 1,5% del PIB, un objetivo que sin embargo ha asegurado que es “muy difícil”.

Sin embargo, el Govern no ha descartado ni que de aquí a final de año pueda ponerse en marcha un nuevo plan de ajuste -“en los tiempos que vivimos nadie puede descartar nada”, ha dicho- ni tampoco que el Govern renuncie a una nueva emisión de bonos minoristas.

Todavía es una incógnita de dónde saldrán estos 18.000 millones. Hasta ahora sólo está claro que 6.000 millones vendrán de un préstamo de Loterías del Estado, con cargo a sus ingresos de futuro. La financiación de los 12.000 millones restantes está todavía en el aire.

El Gobierno dio luz verde a este fondo en el Consejo de Ministros del pasado 13 de julio y anunció que Loterías y Apuestas del Estado (LAE) aportaría un tercio de la financiación a través de un préstamo con cargo a ingresos futuros. A los 6.000 millones que aportará Loterías hay que sumar los 8.000 que aportarán las entidades financieras y los 4.000 millones que saldrán directamente de la caja del Tesoro Público.

Las comunidades que decidan adherirse al fondo tendrá que cumplir unos estrictos condicionamientos presupuestarios y financieros, además de presentar al Gobierno un plan de ajuste e informarle puntualmente de sus correspondientes ejecuciones presupuestarias.

Otra de las dudas que emergen es qué pasará el próximo año. Si este fondo se agota prácticamente en este ejercicio, posiblemente el Gobierno deba contar en sus previsiones para 2013 con una nueva partida para volver a nutrirlo si las tensiones continúan.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>