Publicidad

Francia dice que no renunciará a mutualizar las deudas.

El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, insistió en que su país no renunciará a “la mutualización de las deudas públicas” de los países de la eurozona, aunque precisó que antes hay otras cosas más urgentes, como la situación de Grecia, España y Chipre.

“De manera inmediata hay que resolver las dificultades de Grecia, de España y de Chipre. Luego están las mejoras de la gobernanza económica que se pueden realizar sin cambiar los tratados. Es el caso de la supervisión bancaria, pero también de la armonización fiscal y social” y de la reunión más frecuente de los dirigentes de la zona euro, argumentó Moscovici.

Tambien defendió como “muy importante” la declaración a comienzos del verano del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en el sentido de que el euro era irreversible.

“Hizo nacer la esperanza de una solución permanente a las dificultades de la zona euro al asegurar que el euro era irreversible, que su supervivencia es una de las misiones del BCE y que estaba dispuesto a hacer todo lo necesario para garantizarlo”, indicó.

El ministro francés advirtió de que la salida de Grecia de la moneda única “constituiría una amenaza para el conjunto de la zona euro por un efecto de contagio negativo”.

“No minimicemos el choque considerable que representaría una salida de Grecia del euro”, indicó.

El ministro francés defendió como “muy importante” la declaración a comienzos del verano del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que ha calmado los mercados.

“De manera inmediata hay que resolver las dificultades de Grecia, de España y de Chipre. Luego están las mejoras de la gobernanza económica que se pueden realizar sin cambiar los tratados. Es el caso de la supervisión bancaria, pero también de la armonización fiscal y social” y de la reunión más frecuente de los dirigentes de la zona del euro, argumentó.

Hace unos días el secretario general de la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), un partido adscrito a la Unión Demócrata Cristiana (CDU), vaticinó una salida de Grecia del euro en 2013. Por su parte, el líder parlamentario de la CDU, Volker Kauder, declaró la semana pasada que la marcha del país “no supondría problema alguno para el euro”

Pero últimamente, acuciado por la crisis económica y el elevado paro en su país, parece que el presidente francés se acerca más a su colega del primero derecha de la que en principio se alejó. Y aunque aún es pronto para que Merkhollande tome el relevo a Merkozy.el eje franco alemán vuelve a engrasarse.

De hecho, cuando Jean Claude Juncker deje la presidencia del Eurogrupo, el cargo se lo repartirán entre los ministros de Finanzas de las dos primeras economías de la moneda única. Pero el cambio no es radical. Hoy el responsable francés de Economía, Pierre Moscovici, ha dicho que su país no renuncia a que las deudas públicas de la zona euro, se compartan, lo que podría traducirse en eurobonos. De nuevo un mensaje que gusta a los latinos y disgusta a Merkel.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>