Publicidad

El límite de deuda cerraría hospitales y escuelas.

José Antonio Griñán, el presidente andaluz, ha dicho que el límite de la deuda autonómica propuesto por el Gobierno central supondría cerrar los 19 hospitales públicos andaluces, la mitad de los colegios y despedir a 60.000 empleados públicos.

Por ello se aprobarán los recursos jurídicos contra el límite de la deuda, que Griñán ha atribuido a que el Ejecutivo español prefiere ayudar a la banca en detrimento de la sanidad y la educación pública, y que, según ha dicho, perjudica especialmente a dos comunidades gobernadas por el PSOE: Andalucía y Asturias.

Tambien ha criticado el “maltrato” y el “ataque gravísimo” que se ha producido contra Andalucía por el límite de la deuda autonómica, y ha anunciado los recursos jurídicos “que sean necesarios” contra esa decisión propuesta ayer en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que abandonó la consejera andaluza de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo.

El jefe del Ejecutivo andaluz ha concretado, además, que requerirá al Gobierno central “lealtad” y la “revisión” de esta decisión porque supone un “perjuicio notable” para Andalucía, una iniciativa que se sumará a la convocatoria de un pleno extraordinario del Parlamento andaluz previa a la Conferencia de Presidentes Autonómicos prevista para septiembre.

El objetivo es fijar en la Cámara autonómica una “posición unánime” en defensa de los intereses de Andalucía, según Griñán, que también tiene previsto abrir una ronda de reuniones con agentes sociales y económicos que permita cerrar un acuerdo común frente a este “ataque frontal, un golpe durísimo” a la educación y la sanidad públicas.

Ha criticado que el límite de deuda “impuesto” por el Gobierno “sin notificación” previa “maltrate y castigue” a comunidades que como Andalucía han hecho un mayor esfuerzo y sea “más flexible” con autonomías más endeudadas, lo que a su juicio “choca” con la lógica y el sentido común.

El presidente de la Junta, ha aseverado “Los andaluces exigimos igualdad de trato, un trato justo por muchas razones. Somos parte importante de España y queremos colaborar con los objetivos comunes de país, pero no podemos aceptar un trato discriminatorio que suponga romper la igualdad de todos los españoles”.

Convencido de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, fue sincero durante la reunión que mantuvo con él en La Moncloa el pasado lunes, Griñán ha precisado que en la misma se habló del “endeudamiento en términos elogiosos”, por lo que ha expresado su sorpresa por la propuesta “inadmisible” de Cristóbal Montoro, el ministro “andaluz” de Hacienda, ha subrayado.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) acordó que la deuda máxima de Andalucía sea del 13,2 % de su PIB para 2013, lo que supone rebajar en un 1,9 % el límite actual de endeudamiento que contiene el Plan Económico Financiero de Reequilibrio de la Junta de Andalucía, y que el propio Gobierno central aprobó el pasado 17 de mayo. De esta forma, Andalucía no podría contar con más 2.700 millones que pretende captar con deuda.

Durante su presencia, Griñán ha justificado el plante en el CPFF de la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, al sostener que abandonó la reunión después de más de treinta minutos de diálogo “infructuoso” por la actitud “inesperada y desleal” del Ministerio de Hacienda y Administración Pública.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *