Publicidad

Cuánto cuesta Reunificar deudas

La reunificación de deudas es un proceso muy caro, por eso hay que analizarlo detenidamente para estar seguros de que merecerá la pena. Se trata de unir en un único préstamo hipotecario las diferentes deudas adquiridas con uno o varios bancos o empresas. Tarjetas de crédito, préstamos, hipotecas… todo ello queda englobado en una única deuda. La clave está en que, al ser un préstamo hipotecario, posee un interés menor que la mayoría de deudas previas y un plazo de amortización mucho mayor. Esto ayudará a reducir drásticamente la cuota mensual.

Sus gastos van desde honorarios de profesionales hasta comisiones, pasando por impuestos. Eso sí, podemos incluir el coste de estas operaciones en el total de la nueva hipoteca, lo cual evitaría el desembolso instantáneo de una gran cantidad de dinero.

Coste y resultados

El efecto de una reunificación de deudas en la cuota y en el total de la deuda considerando el caso que detallamos a continuacion:

Deuda Plazo amortización Capital pendiente Interés Cuota
Hipoteca 20 años 65.000 euros 3% 360 euros
Tarjeta de crédito 7.000 euros 18% 212,05 euros
Préstamo coche 8 años 15.000 euros 8% 212,05 euros
Préstamo personal 6 años 6.000 euros 20% 100 euros
Si sumamos nuestras deudas, debemos un total de 93.500 euros y pagamos una cuota mensual de 934 euros.

Decidimos iniciar un proceso de consolidación de deudas, que tiene los siguientes gastos:

Comisión por cancelación de la hipoteca (suele ser del 0,50% para los cinco primeros años y del 0,25% para el resto). 163 euros
Gastos de cancelación (notaría, gestoría, registro de la propiedad y otros gastos). 743 euros
Comisión del bróker o intermediario financiero (3%). 3.045 euros
Comisión de apertura de la nueva hipoteca (2%). 2.030 euros
Gastos de apertura (gestoría, notaría, registro y tasación). 1.000 euros
Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD). 1.015 euros
Si sumamos los gastos, tenemos un coste total de la operación de 7.995 euros. Esta cifra se suele añadir a la nueva hipoteca. Con lo cual, si sumamos esta cifra a los 93.500 euros que debía, tenemos una hipoteca con un importe de 101.500 euros.

Llegados a este punto, y considerando que hemos conseguido una hipoteca final a un plazo de amortización de 35 años y un interés del 4%, podemos ver los puntos positivos y negativos de la reunificación:

Ventajas:

Cuota más baja. Hemos conseguido rebajar nuestra cuota mensual de 934 euros a 449,42 euros. Es menos de la mitad de lo que pagábamos, concretamente un 51.89% menos

Desventajas:
La deuda absoluta se ha incrementado en un 9% por los gastos

o Pagaremos durante más tiempo

o Dado el nuevo periodo de amortización, acabaremos pagando más intereses-

La reunificación nos puede ayudar si poseemos un inmueble en propiedad y tenemos numerosos pagos mensuales de tarjetas de crédito, préstamos, etc. Por separado, todas estas deudas suman una cuota mensual mucho mayor de la que tendríamos si estas deudas estuviesen unidas en una “gran hipoteca”, con la que pagaríamos un tipo de interés más bajo del que pagamos por algunos de estos gastos (como las tarjetas de crédito o los préstamos) en un plazo de amortización mucho más amplio.

Si esta es nuestra situación, es conveniente plantearse la posibilidad de reunificar deudas. Aunque hay que recordar que, si por un lado nuestros pagos mensuales se reducirán de forma fulminante, por el otro tendremos una deuda más larga y mayor. Dependerá de cada uno valorar las propias necesidades.

Las ventajas y desventajas de reunificar deudas son que al aumentar el plazo de amortización y reducir el interés global de las deudas, nuestra cuota será mucho más baja.

Sin embargo, estaremos pagando intereses durante más tiempo, con lo cual nuestra deuda será más larga y cara. Además, hay que contar con los gastos derivados de la operación de la reunificación de deudas, que pueden ser muy elevados.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *